toda la gama

diferentes tipos de lechuga

En los tiempos de Carlos Magno se empezó el cultivo de diferentes variedades de lechuga en los jardines de los conventos. Desde ahí la lechuga se extendió; pero durante mucho tiempo solo se consideró guarnición. Esto ha cambiado: en las últimas decadas la encontramos como plato principal en los menus. Hoy en día su popularidad se debe entre otras cosas a su bajo contenido de calorías. Además normalmente se come cruda de forma que conserva todos sus ingredientes.

Ofrecemos lechuga en muchas formas, colores y sabores. Desde la Romana alargada, pasando por la Hoja de Roble casi violeta hasta la Rúcula con su sabor fuerte. Nuestros productores cultivan en sus campos una gama amplia para Iberiana. Algunos, como la Rúcula o el Canónigo se cosechan durante todo el año pero para la mayoría de las variedades la temporada empieza en el sur de Europa en otoño.

 

campo de lechuga